Sydney Sky Eye

Todo aquel que venga a Sydney y quiera disfrutar de unas buenas vistas de la ciudad, ha de subir al edificio más alto de la ciudad, la torre de Sydney.

En pleno centro financiero y rodeada de tiendas en las que nunca comprare (Gucci, Prada, Bvlgary…), en la planta 4 del comercial de Westfield (Pitt St.) podemos acceder al mostrador de la torre y acceder al observariorio situado a más de 250 metros de altura. Además del observatorio, hay disponibles otras atracciones, como por ejemplo un buffet libre en la parte superior de la torre con unas vistas de toda la ciudad.

Todos los detalles los tenemos disponibles en la página web de la torre y, como podemos ver, hay distintos tipos de entradas disponibles. Si sólo queremos subir al observatorio, podemos comprar la entrada individual (26$ taquilla / 18.20$ web) que incluye ademas la experiencia en 4D, un video sobre la ciudad. Si queremos ver otras atracciones como el acuario, podemos comprar las entradas combo para accerder a varias de estas atracciones y ahorrar dinero (Combos).

Si queremos hacer el Skywalk, podemos comprar la entrada en las mismas taquillas (65$) o bien podemos reservar plaza por internet (48.5$), consiguiendo un buen descuento y no tardando más de 5 minutos en ello. Tras hacer la reserva, recibimos un correo con el número de confirmación que no es necesario imprimir, con llevar el correo en el smartphone o el número apuntado es suficiente.

Con el número de reserva, nos dirigimos a la taquillas y allí nos darán el ticket final para el observatorio y el skywalk. Si tenemos suerte y llegamos antes de tiempo, es posible entrar en un grupo diferente al reservado. Tras subir en un ascensor bastante rapido, llegaremos a un mostrador donde rellenaremos un breve formulario, pasaremos un control de alcoholemia, podremos dejar todas nuestras pertenencias en taquillas adecuadas para ello y nos enfundaremos el traje que nos proporcionan alli. Una serie de consejos, pasamos un detector de metales y un escaner manual ya que no se puede llevar ningun objeto encima, nos colocamos un arnes en la cintura… y al exterior de la torre. La verdad es que es bastante segura y el arnes es mas que nada para evitar que alguien salte desde lo alto de la torre (con o sin paracaidas). Las vistas son bastante impresionantes y si el tiempo acompaña, se está francamente bien allí arriba, no se tiene sensación de frio.

La verdad es que la experiencia es bastante buena, aunque estaría mejor un poco más de “riesgo” en la atracción, pero está bastante bien.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>