Recuerdos de las vacaciones (IV)

Esta vez no es un recuerdo como tal el que voy a comentar. No porque no es algo que compremos en las tiendas, sino que es algo que nos puede quedar como remanente de ese viaje que acaba ya mismo y que, en función del país visitado, nos queden en la cartera como recuerdos del lugar. Hablo efectivamente de las monedas.

Monedas acumuladas en el ultimo añoSe que desde hace muchos años, siempre ha existido la posibilidad de iniciar colecciones de monedas debido a que han vendido esas interminables colecciones por fascículos (yo mismo hice una), pero también se pueden guardar unas pocas monedas del viaje como recuerdo o pedir a los amigos que te guarden unas pocas. Con los billetes sobrantes, pues se pueden lelvar al banco y recuperar parte del dinero (o bien te los puedes guardar si no es mucha la cantidad), pero con las monedas tienes dos opciones: o las gastas todas antes de regresar, o te las quedas.

A mi me gusta guardarme las monedas (y así no les doy un duro a los del banco en comisiones) y amigos también me piden como recuerdo del viaje. Y además, nunca sabes si vas a regresar de nuevo y te hace falta un poco de efectivo si no te da tiempo a sacar moneda local.

Todas juntitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>