Lufthansa y las maquinas de check-in

Mira que he volado veces y siempre las he visto ahí, majestuosas en mitad del aeropuerto, apartadas en una esquina o en una larga fila junto a la pared. Me refiero a las máquinas de auto check-in.

Aunque ahora las compañías nos ofrecen la posibilidad de realizar la facturación  desde nuestra casa, imprimirla e incluso usar nuestro teléfono como tarjeta de embarque (con códigos QR).

Si sois más comodones, podéis ir al aeropuerto y facturar en los mostradores, ya que nos atenderá la gente de la aerolínea o de los servicios del aeropuerto. Pero puede pasar que la fila sea enorme y no queramos hacer tanta fila. Entonces nos dirigimos a las maquinas manuales y hacemos nosotros mismos todo el proceso.

Y aquí Lufthansa me ha impresionado. Tengo su tarjeta de fidelización miles&more, y gracias a ella, el proceso es cosa de segundos. Metes la tarjeta en el lector, la retiras y automáticamente te aparecen los vuelos junto con el asiento asignado y la posibilidad de cambiarlo si así lo deseamos. Si en el destino necesitamos pasaporte, lo escaneamos y listo, a continuación nos imprimirá las tarjetas. Nada de buscar el número de reserva, nada de teclear nuestros apellidos, pasar una tarjeta es suficiente.

Si tenemos equipaje para facturar, vamos al mostrador de recogidas y lo depositamos (Iberia para este caso permite incluso imprimir desde casa las etiquetas de la maleta).

Y ya podemos embarcar. En 2 minutos o menos, sin apenas tocar la pantalla gracias a nuestra tarjeta de puntos, hemos finalizado el proceso.

Un pensamiento en “Lufthansa y las maquinas de check-in

  1. Pingback: Brussels Airlines | Hasta las Antípodas ... y más alla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>