Archivo de la categoría: Viajes

La nueva Iberia

Hace mucho que no viajo con Iberia. 5 años desde mi último vuelo con ellos. 13 desde el primero. 46 vuelos de diferencia entre aquella visita a Gran Canarias y el viaje de mañana. Si, vuelvo a viajar, pero esta vez no hay destino raro por Europa del Este ni es por vicio. Me voy a Bruselas a trabajar unos días con los compañeros del norte y ya que estamos, a hacer una visita a la ciudad del chocolate y la cerveza.

Y para ello, pues esta vez le toca el turno a la compañía de nuestro país y el viaje rumbo a Bélgica lo realizaré con ellos. Y me ha sorprendido gratamente el buen lavado de cara que ha recibido la compañia, al menos en lo que he podido ver por ahora, que es la página web y sus aplicaciones móviles. De los aviones todavía no puedo decir mucho porque no se si me tocará uno con la nueva librea.

Nueva imagen de Iberia

Nueva imagen de Iberia

En la página web, he de destacar la facilidad y sencillez a la hora de buscar vuelos, obtener los distintos precios y opciones y la simplicidad de los mismos (lejos de esa web fea y de aspecto viejo que antes tenía) y con un proceso de compra relativamente sencillo. También la información es fácil de encontrar y a la hora del check-in es muy sencillo (código de reserva, datos y confirmar).

Como parte negativa, el correo electrónico con lo que se supone que era mi tarjeta de embarque para descargar en el teléfono, pues no se si era eso lo que tenían que mandar, asi que tocó pedir un duplicado mediante la aplicación móvil. Eso y que en la web sólo dejan seleccionar una de las opciones (pdf, email o aplicación). Si eliges correo para tener la tarjeta en passbook, no te llega el pdf (pero te deja acceder desde el movil y de ahí si que te deja hacer todo tantas veces como quieras…). En general, muy sencillas y fáciles de manejar, pero no entiendo por qué están todas las opciones en aplicaciones separadas. ¿No sería más fácil tener todo bajo una única aplicación?

En cuanto a su tarjeta de fidelización (Iberia plus), pues también la solicité, aunque le metí los puntos a la australiana para que no caduquen. Por cierto, no recibí correo de registro con los datos. Mal Iberia, mal. Para acceder, pides en número de la tarjeta pero si no lo sabemos (puede olvidársenos descargar el pdf), no podemos entrar de ninguna manera.

En general, la impresión por ahora es bastante positiva y creo que repetiré muy pronto con ellos. Y si cambian o mejoran esos pequeños detalles (periodo de los puntos, posibles fallos en el correo..)

Cerrando 2013

Faltando menos de un día para cerrar 2013, toca hacer balance de lo que ha sido el año y lo que ha dado de si.

Para empezar, febrero tuvo un destino frío y el Principado de Andorra fue el primer destino para hacer snowboard en las pistas de Grandvalira. Tras ello, entre marzo y abril visité un nuevo país y continente y le tocó el turno a China.

Al volver del país asiático, se me notificaba que Suecia iba a ser mi siguiente destino. Una semana intensa en la ciudad de Estocolmo. El siguiente viaje fue a la ciudad de Milán en el mes de julio durante un fin de semana, asistiendo a un gran congreso organizado por Jeme Bocconi.

Tras el verano, más viajes: Georgia, Estambul (Turquía), Moldavia y Macedonia gracias al programa Youth in Action.

Un buen año en cuanto a viajes se refiere, ya que me ha permitido conocer nuevos lugares, gente nueva y aumentar la lista de países visitados. En cuanto a 2014, ¿qué países me depararán este año que entra? Ya veremos…

Autobuses en Macedonia

Como ya comente hace unas semanas, visité la República de Macedonia para realizar un Youth Exchange en la ciudad de Struga. Debido a que Struga está a unos 180km de la capital, tendremos que desplazarnos hasta la misma.

Si aterrizamos en Skopje, entonces hemos llegado al aeropuerto internacional “Alexander The Great”. Lo primero (dependiendo si no tenemos dinero), cambiar unos pocos de euros, no mucho ya que el cambio es muy desfavorable. Luego, tenemos que localizar el mostrador de la compañía de autobuses y adquirir un billete para la capital (150MDK), apeándonosen la estación de autobuses.

Una vez en ella, vamos a los mostradores y adquirimos un billete para Struga. El precio del billete de ida es de unos 520MDK, aunque podemos adquirir un billete de ida y vuelta y dejar ésta abierta por unos 780MKD, siendo la opción más recomendable. Además, si necesitamos cambio, la estación proporciona este servicio en otro de los mostradores a un cambio bastante mejor que en el aeropuerto.

Billetes de autobús

Billetes de autobús

Si teneis tiempo de sobra para visitar la ciudad y no quereis llevar con vosotros el equipaje, la estación dispone de un servicio de guardaequipajes a un precio bastante económico.

La otra opción para llegar a la estación desde el aeropuerto o viceversa, es ir en taxi, aunque aquí tendremos que negociar el precio, ya que se intentan aprovechar de los turistas un poquito. Un trayecto estación-aeropuerto con 5 pasajeros en el coche aparte del taxista nos salió por 3€ por cabeza (15€ en total) y pudiendo hacer el pago en euros.

Recuerdos de las vacaciones (V)

Son varias las entradas en las que he hablado de regalos típicos que se suelen comprar como recuerdo de nuestra estancia en otro país. Ahora hablaré de uno que, aunque es curioso, me sorprendió que se coleccionase.

Sombrero australiano

Sombrero australiano

Sombreros. Si, sombreros. Durante mi estancia en Georgia, una de mis compañeras de viaje me comentó que un familiar coleccionaba sombreros. Y me pareció curioso, ya que es posible que de ciertos lugares pues no puedas encontrar algún sombrero típico (pero siempre puedes conseguir algo).

Y ahora que lo pienso, pues que yo también tengo un par de sombreros (o similares) que he comprado en mis viajes, asi que igual no es tan raro comprarlos. El que abre este post es un sombrero de piel de canguro comprado en Australia (no es de los mejores que te puedes encontrar alli, pero el precio no es nada barato). Dispongo de otros: uno de St. Patrick (cortesia de una conocida marca de cervezas, aunque regalado en un bar de aqui) y varios representando banderas de paises (de otra marca de cervezas repartidos para la Eurocopa 2008, de Alemania) o el de recuerdo del hotel Langholmen.

Långholmen

Para un español, este nombre puede parecerle extraño pues es sueco pero Långholmen es el nombre de una isla situada en esa ciudad y además el nombre de una cárcel existente en dicho lugar. Cerrada en 1975 y posteriormente reconvertida en un hotel y albergue juvenil en 1989, podemos elegir este pintoresco lugar como alojamiento por tierras escandinavas.

En un edificio tan peculiar como es una prisión nos encontramos con un alojamiento moderno (reformado en 2008) , unas instalaciones de calidad y modernas y unos alrededores tranquilos, pues estamos cerca del mar.

Las habitaciones, al menos en la que me aloje yo durante mi estancia, era de tamaño estándar para haber sido una de las antiguas celdas: una cama con posibilidad de convertirse en litera y aseo con ducha, estando la temática de la decoración relacionada con el mundo del presidio y famosos criminales, siendo la puerta la original.

Pasillo

Pasillo

El hotel cuenta además con un museo en su interior y en la recepción se puede comprar material vestimentas y material de presidio como gorros o camisas.

Souvenir

Souvenir

En cuanto a los restaurantes, tanto el desayuno como la cena son bastante buenos, pudiendo disfrutar de un buffet libre por la mañana bastante diverso y abundante, mientras que en el restaurante elegido para la cena, la calidad de la comida es bastante buena, a la altura del hotel. Dispone también de una buena terraza en la que disfrutarse la comida si el tiempo acompaña y podemos disfrutar de una buena cerveza en el bar. Si queréis conocer más acerca de este peculiar hotel sueco, podemos visitar su página web.

Estudiar inglés en Sydney

El motivo de mi estancia en Australia fue debido a una beca de idiomas (beca MEC, actualmente suprimida). Por ello, tras contactar con una agencia de mi ciudad, acabé en Sydney.

En mi caso, la escuela se trata de Access Language Center, cercana a la Central Station en Sydney. Los profesores que me encontré son bastante buenos y el ambiente bastante amigable (mayor proporción de estudiantes asiáticos en niveles inferiores). La dinámica de las escuelas por lo que pude preguntar es muy similar. El primer día te hacen una presentacion de la escuela, del curso y de los profesores, se realiza un test del idioma (escrito y hablado) y en base a ese test, se te asigna un nivel y clases.  Yo directamente acabé en el nivel mas alto disponible y en mi clase, aunque había unos pocos estudiantes de Corea del Sur, la mayoría éramos europeos.

Access School Language

Access Language Center

En cuanto al alojamiento, no se si suelen ser las escuelas las que se encargan de tramitar tambien el alojamiento de los alumnos (al menos esta tramita alojamientos) y si necesitamos ampliar la estancia, hablaremos directamente con ellos. En cuanto a las posibilidades, pues tenemos la opcion de residencia de estudiantes, que en realidad es un hostal con cocina y salón compartidos y tu habitación (doble o individual), piso de estudiantes (que seria muy similar al hostal, pero creo que más pequeño), alojarse en familia o buscarte algo por tu cuenta.

La verdad es que siempre se realiza una inmersión mayor en el idioma alojandose en familias y es media pensión por lo general, pero estas suelen estar en el extraradio y hemos de recurrir a transporte publico para llegar a la escuela (el cual aquí es bastante caro), ademas de estar sujetos a posibles normas de estancia u horarios por parte de la familia. En cambio, las residencias o pisos de estudiantes suelen estar más centricas, el acceso a la escuela se puede realizar andando (15-20 min en mi caso) y los horarios no son tan restrictivos (se limitan al uso de las zonas comunes).

Además de las clases, las escuelas ofrecen actividades durante la tarde, tales como salidas a museos, al zoo o acuario, partidas de futbol, baloncesto u otros deportes contra otros alumnos de otras escuelas, fiestas, etc. aunque eso corre a costa del estudiante y no son obligatorias.

Hay que tener en cuenta que para Australia, si realizamos un curso de 3 semanas, podemos venir con el visado de turista, pero en caso de querer estudiar más de tres meses, necesitaremos visado de estudiante (y ello implica un porcentaje de asistencia a las clases) y habrá que solicitarlo con antelacián. No olvidar que el pasaporte ha de estar en vigor para toda la estancia.

Lufthansa y las maquinas de check-in

Mira que he volado veces y siempre las he visto ahí, majestuosas en mitad del aeropuerto, apartadas en una esquina o en una larga fila junto a la pared. Me refiero a las máquinas de auto check-in.

Aunque ahora las compañías nos ofrecen la posibilidad de realizar la facturación  desde nuestra casa, imprimirla e incluso usar nuestro teléfono como tarjeta de embarque (con códigos QR).

Si sois más comodones, podéis ir al aeropuerto y facturar en los mostradores, ya que nos atenderá la gente de la aerolínea o de los servicios del aeropuerto. Pero puede pasar que la fila sea enorme y no queramos hacer tanta fila. Entonces nos dirigimos a las maquinas manuales y hacemos nosotros mismos todo el proceso.

Y aquí Lufthansa me ha impresionado. Tengo su tarjeta de fidelización miles&more, y gracias a ella, el proceso es cosa de segundos. Metes la tarjeta en el lector, la retiras y automáticamente te aparecen los vuelos junto con el asiento asignado y la posibilidad de cambiarlo si así lo deseamos. Si en el destino necesitamos pasaporte, lo escaneamos y listo, a continuación nos imprimirá las tarjetas. Nada de buscar el número de reserva, nada de teclear nuestros apellidos, pasar una tarjeta es suficiente.

Si tenemos equipaje para facturar, vamos al mostrador de recogidas y lo depositamos (Iberia para este caso permite incluso imprimir desde casa las etiquetas de la maleta).

Y ya podemos embarcar. En 2 minutos o menos, sin apenas tocar la pantalla gracias a nuestra tarjeta de puntos, hemos finalizado el proceso.

Denar Macedonio

Tras mi viaje por tierras macedonias y visitar las ciudades de Struga y Ohrid, voy a hablar un poco sobre la moneda local de este país, el Denar macedonio. Y digo moneda local porque la otra moneda altamente aceptada en esas tierras es el Euro, la cual se puede usar en muchas tiendas a pie de calle y en taxis.

En cuanto al denar, durante mi estancia la tasa de cambio era aproximadamente 1€ = 61 MKD, aunque no cambieis en el aeropuerto todo el dinero ya que alli ofrecen una tasa bastante inferior, siendo de 54MKD por cada euro.

La moneda se subdivide en 100 deni y podemos encontrar tanto billetes como monedas. De las primeras existen de 0.5, 1, 2, 5, 10 y 50 denares, aunque yo muchas de 0.5, 1 y 50 no vi, y los billetes en circulación son de 10, 50, 100, 500, 1000 y 5000 (según wikipedia, yo de este último no vi, aunque también es cierto que tanto dinero no cambie). Y si, choca que tengan la misma cantidad en moneda y en papel con la misma valided de curso legal.

Y para acabar, una foto de las monedas y billetes de dicho país sobrantes.

Anverso y reverso de monedas y billetes macedonios

Anverso y reverso de monedas y billetes macedonios

Spain 40º00N’ 4º00’O

Con este título, tenemos disponible en el canal oficial del Portal de Turismo de España en Youtube uno de los videos que, a mi parecer, sirven como muestra para promocionar de manera rápida en alguna presentación de nuestro país y que alguna vez he utilizado si el tiempo del que dispongo es limitado.

A continuación os dejo el vídeo, que lo disfruteis (HD y pantalla completa recomendado 😉 ).

Hoy hace dos años…

A unas horas muy intempestivas comenzaba nuestro viaje que tendría como destino final Estados Unidos. Eran aproximadamente las 3:30 de la mañana cuando cogíamos un autobús que nos dejaría en Barcelona, donde partía nuestro vuelo y el cual, tras una escala en Londres, nos dejaría en San Francisco.

Duración del vuelo

Duración del vuelo

Era mi primer vuelo transatlántico, el que hasta la fecha iba a ser el de mayor duración y en el avión más grande de todos los que había viajado, pero poco importaba. La aventura americana comenzaba tras semanas de preparativos, rutas y hoteles mirados con los compañeros de viaje y durante las siguientes casi dos semanas tocaba recorrer varios de los estados americanos conociendo la cultura yanki.