Archivo de la etiqueta: Langholmen

Recuerdos de las vacaciones (V)

Son varias las entradas en las que he hablado de regalos típicos que se suelen comprar como recuerdo de nuestra estancia en otro país. Ahora hablaré de uno que, aunque es curioso, me sorprendió que se coleccionase.

Sombrero australiano

Sombrero australiano

Sombreros. Si, sombreros. Durante mi estancia en Georgia, una de mis compañeras de viaje me comentó que un familiar coleccionaba sombreros. Y me pareció curioso, ya que es posible que de ciertos lugares pues no puedas encontrar algún sombrero típico (pero siempre puedes conseguir algo).

Y ahora que lo pienso, pues que yo también tengo un par de sombreros (o similares) que he comprado en mis viajes, asi que igual no es tan raro comprarlos. El que abre este post es un sombrero de piel de canguro comprado en Australia (no es de los mejores que te puedes encontrar alli, pero el precio no es nada barato). Dispongo de otros: uno de St. Patrick (cortesia de una conocida marca de cervezas, aunque regalado en un bar de aqui) y varios representando banderas de paises (de otra marca de cervezas repartidos para la Eurocopa 2008, de Alemania) o el de recuerdo del hotel Langholmen.

Långholmen

Para un español, este nombre puede parecerle extraño pues es sueco pero Långholmen es el nombre de una isla situada en esa ciudad y además el nombre de una cárcel existente en dicho lugar. Cerrada en 1975 y posteriormente reconvertida en un hotel y albergue juvenil en 1989, podemos elegir este pintoresco lugar como alojamiento por tierras escandinavas.

En un edificio tan peculiar como es una prisión nos encontramos con un alojamiento moderno (reformado en 2008) , unas instalaciones de calidad y modernas y unos alrededores tranquilos, pues estamos cerca del mar.

Las habitaciones, al menos en la que me aloje yo durante mi estancia, era de tamaño estándar para haber sido una de las antiguas celdas: una cama con posibilidad de convertirse en litera y aseo con ducha, estando la temática de la decoración relacionada con el mundo del presidio y famosos criminales, siendo la puerta la original.

Pasillo

Pasillo

El hotel cuenta además con un museo en su interior y en la recepción se puede comprar material vestimentas y material de presidio como gorros o camisas.

Souvenir

Souvenir

En cuanto a los restaurantes, tanto el desayuno como la cena son bastante buenos, pudiendo disfrutar de un buffet libre por la mañana bastante diverso y abundante, mientras que en el restaurante elegido para la cena, la calidad de la comida es bastante buena, a la altura del hotel. Dispone también de una buena terraza en la que disfrutarse la comida si el tiempo acompaña y podemos disfrutar de una buena cerveza en el bar. Si queréis conocer más acerca de este peculiar hotel sueco, podemos visitar su página web.